Ademas de alterar el plan de vida, un embarazo entre los 15 y 19 años de edad es clasificado como de alto riesgo, por las complicaciones que conlleva en la salud de la madre y del bebé. Ante un embarazo no deseado y la posibilidad de iniciar una familia, hay varias previsiones que tomar y tener suficiente comunicación con tu familia para tomar la decisión adecuada entre las alternativas que puedes escoger; sin embargo, cada una de ellas conlleva otras consecuencias a futuro que debemos de analizar con información y detenimiento.

Durante la adolescencia e incluso en la juventud resulta difícil asumir con responsabilidad la crianza de hijos, pues mientras se está en formación y crecimiento, se necesita toda la energía para el crecimiento propio. Es común que las parejas de padres y madres adolescentes transformen sus vidas y las de sus familias. Muchas veces, tienen la necesidad de abandonar  sus estudios o enfrentan dificultades para conseguir trabajo. Por esta razón, es bueno hablar en familia sobre estos temas. Aunque pudiera ser complicado, siempre es buen momento para empezar. Si no puede comenzar esta conversación con la familia, hable con algún adulto con su confianza.


Con respecto a la maternidad o paternidad, un tema que merece meditarse es el de las responsabilidades compartidas entre varones y mujeres tanto para la concepción, como en el embarazo y los cuidados del bebé. Son circunstancias originadas por dos y deben llevarse de la mano entre ambos. 

Sentimientos que acompañan  un embarazo no deseado 

Es posible enfrentar sentimientos ambivalentes ante un embarazo no deseado ya que la maternidad es tan valorada; por ello muchas mujeres viven la experiencia como una carga imprevista y como una afirmación de la feminidad al mismo tiempo. La manera en que se vivenciará el hecho, sin embargo, dependerá de una serie de factores tanto externos como internos  que determinarán los sentimientos que se tengan frente a éste momento de vida. 

Fuente de investigación:

Secretaría de Salud del Distrito Federal. (2015). Por mí, por ti, por tod@s: Información vital para la salud sexual. Recuperado de http://saludsexualcdmx.mx/pdf/porti_pormi.pdf (P. 83)